Estudiantes de Oxy Regresan a Campus y a los Negocios Locales de NELA

33
Two people preparing to order at Sticky Rice, a to-go Thai restaurant/window located on York Boulevard in Eagle Rock, Los Angeles, Sept. 8, 2021. Grace Meadows/The Occidental.

Read in English

Traducido por Caroline Palumbo ’23

Durante la pandemia, pequeños negocios de todos tipos han luchado para adaptar y mantenerse a flote. Ahora, el regreso de estudiantes a Occidental College está impactando negocios en NELA, como Delia’s Restaurante y Scoops heladería, tanto como los proveedores de comida de Occidental College, quienes han tenido que readaptar para el regreso completo a las operaciones.

Delia’s Restaurant:

Delia’s Restaurant, ubicado en la intersección de York Boulevard y la Avenida 45, es una restaurante de la familia que se abrió en 2002. Los dueños del restaurante son Adolfo y Delia Flores, y está gestionado por su hijo, Mark Flores.

“Sentí que [los estudiantes de Occidental College] han empezado a llegar lentamente durante los últimos pares de semanas”.

Según Flores, esta es una señal que da ánimo a los negocios pequeños, quienes han tenido que aguantar los impactos económicos incapacitantes de la pandemia, en la industria alimentaria en particular. Dijo que Delia’s sufrió un golpe duro por la recesión económica, pero que la comunidad de NELA hizo lo que pudo para mostrar su solidaridad.

“Siento que todos saben que es un negocio familiar entonces intentaron de apoyar a [Delia’s] lo más que podían”, dijo Flores.

Flores dijo que estimó que un 40 por ciento de las ventas en Delia ‘s viene de estudiantes de Occidental College. Ya ha notado un aumento en ventas con el regreso de estudiantes a campus.

“Tenerles [estudiantes de Occidental College] allí es no más un empuje pequeño, para que no estemos estresados sobre las ventas y todo”, dijo Flores.

Scoops:

Scoops, ubicado en York Boulevard, es una heladería poseído por Tai Kim quien ha estado en Highland Park desde 2012. Conocido por sus sabores únicos, este negocio pequeño es otro que fue impactado por la pandemia.

Según Brent Anthony, un empleado de Scoops, la heladería sintió una caída considerable de ingresos durante los primeros meses de la pandemia en comparación con el año anterior.

“El enfoque fue solamente en sobrevivir. Quedarnos saludables, y seguir adelante”, dijo Anthony.

La fachada de Scoops en Highland Park, Los Angeles El 10 de Febrero de 2020, aproximadamente un mes antes de que la pandemia de coronavirus impactó el barrio. River Lisius/The Occidental 

Sin las ventas de estudiantes de Occidental College, el negocio dependió profundamente de otros clientes frecuentes. Desde el regreso de Occidental College a instrucción en-persona, ha habido una presencia creciente de estudiantes de Occidental College en Scoops. Según Anthony, varios estudiantes ya se han convertido en clientes habituales. Él dijo que un estudiante le contó que había esperado unos 18 meses para regresar a Scoops y que estaba emocionado por estar allí de nuevo.

Dijo Anthony que las ventas han aumentado con el aflojamiento de restricciones y el aumento de la tasa de vacunación, pero todavía no han devuelto a lo que eran. Scoops solo está colectando un 75 por ciento de las ventas que tenía en 2019, según Anthony. La tasa de ventas también ha estado difícil para predecir – algunos fines de semana han estado ocupados y otros desocupados.

“Es impredecible”, dijo Anthony.

Proveedores de Occidental College Campus Dining:

Los proveedores de alimentos para Occidental College están tratando de adaptar a las operaciones en-persona del instituto. Según Robert Starec, Director Adjunto de Servicio de Comida, impactos a la cadena de producción global causados por despidos durante la pandemia han hecho más difícil responder a la demanda aumentada con el regreso de estudiantes.

Starec dijo que los proveedores se adaptaron a la recesión económica de diferentes maneras. Algunos tuvieron que despedir a empleados, mientras otros intentaron a transicionar su modelo de negocio para suministrar solamente restaurantes en vez de universidades. Ahora, tienen que adaptarse de nuevo.

Starec said the suppliers adapted to the economic downturn caused by the pandemic in different ways. Some had to lay off employees while others attempted to transition their business model to supply only restaurants rather than schools. Now, they must adapt again.

“Si tuvieron que despedir a empleados, ahora es difícil hacer que regresen. Algunos productos no se están manufacturando”, dijo Starec. “Si se están manufacturando, ha habido una disrupción en la habilidad de enviar los productos. Si están enviados y recibidos, no hay conductores para ponerlos en los almacenes.”

“If they had to furlough employees, now it’s hard to get those people back. Some products aren’t being manufactured,” Starec said. “If they are being manufactured, there’s been a disruption in having those products be able to be shipped. If they’re shipped and received, then there’s no drivers to get it to the warehouses.”

Según Starec, muchos proveedores no han podido lograr niveles de entrega pre-pandémicos. Red Shell Sushi, una empresa de catering basada en LA que anteriormente entregaba a Occidental College seis o siete días a la semana – ahora sólo puede entregar martes a jueves”, dijo Starec, “porque simplemente no tienen suficientes conductores para cobrar más entregas. Ahora, Occidental College solo puede servir la mitad de las variedades de sushi que anteriormente ofrecía. Además, Starec dijo que un aumento en el precio de pescado ha forzado un aumento en el precio de sushi también.

Las horas de las entregas de comida se han vuelto irregulares desde el regreso de los estudiantes, dijo Starec, y los proveedores locales están luchando para reorganizar su distribución.

“Ahora, estamos a la merced de lo que pueden proveer cuando pueden proveerlo”, Starec said. “Les damos nuestra pedida y no sabemos exactamente qué día va a llegar. Cuando llegue, no tenemos una manera para garantizar que el orden entero vaya a llegar. Si recibemos un 50 por ciento, somos afortunados”.

Los empleados de servicio de alimentos de Occidental College han peleado para coordinar con varios proveedores y facilidades para improvisar su suministro de comida sin problemas, según Starec.

“Lo que no podemos obtener un día, tratamos de obtenerlo de otro proveedor el próximo día”, dijo Starec. “Y si podemos hacer que eso aparezca continuo y no una disrupción a los estudiantes, hemos hecho nuestro trabajo.”