Aumentan los robos de los convertidores catalíticos

30
Un convertidor catalítico fue robado en esta calle, a pocas cuadras al sur de York Blvd. Jueves, el 25 de febrero, 2021. Robert Sturdevant/The Occidental.

Traducido por Eduardo Garcia

Read in English

Sam Sachs (último año) dijo que se despertó al ruido del zumbido de una sierra cortando metal a las cinco de la mañana el 18 de febrero. Miró fuera de su ventana hacia Alumni Avenue y vió a un hombre con una lámpara salir desde debajo de un Honda Accord, pasar algo a otro hombre en un SUV y salir rápidamente juntos. Sachs dijo que el proceso entero tomó menos de quince segundos.

“Estaba medio dormido, entonces estaba un poco sorprendido por lo que estaba viendo”, dijo Sachs.

Más tarde ese mismo día, Caroline Kearney (tercer año) fue a prender su coche, el Honda Accord estacionado en Alumni Avenue. Inmediatamente sabía que algo estaba mal.

“Estaba haciendo un repiqueteo que fue horrible y fuerte”, dijo Kearney. “Se oía como si estuviera acelerando el motor cuando prendí mi coche, pero mucho más fuerte. Podía darme cuenta que algo estaba muy mal.”

Más tarde, Kearney aprendió que un ladrón había robado su convertidor catalítico, un aparato para controlar emisiones y filtrar los contaminantes del motor del coche. Se obligan los dueños de coche a tener un convertidor catalítico para pasar las pruebas de emisiones del condado de LA. Estos robos siguen un aumento significativo de robos de convertidores catalíticos a través del país en los últimos cinco años, y en LA y Eagle Rock en el último año. Estos aumentos son relacionados con el valor creciente de metales preciosos encontrados en los convertidores, incluyendo paladio, el cual se valora hoy en día a $2,500 por onza, y rodio, el cual se valora a $21,900 por onza.

El Director del Departamento de Seguridad del Campus Rick Tanksley anunció en un correo electrónico el 11 de febrero que los estudiantes que viven cerca del campus y han obtenido un permiso de estacionamiento pueden estacionar sus coches en el campus durante la noche. Según Tanksley, no ha ocurrido ningún robo de convertidor catalítico en la propiedad de Occidental College.

Tanksley dijo que anima a que los estudiantes estacionen cerca de los paneles solares en el área del campus de arriba donde hay un estacionamiento bien iluminado, porque la seguridad del campus patrulla el campus para monitorear por actos de robo o actividad sospechosa.

En North Avenue 49, Charlotte Harrington (segundo año) prendió el motor de su coche el 17 de febrero y escuchó un ruido rugiente — un mecánico confirmó que su convertidor catalítico había sido robado. Harrington y Kearney dijeron que fue su primer encuentro inesperado con el robo de propiedad.

“Creo que el robo me ha hecho nerviosa”, dijo Harrington. “Fue un poco estresante cuando me di cuenta de que fue robado y después tuve que llamar a muchas personas y resolver el asunto con el seguro”.

Kearney dijo que mandó un correo electrónico al departamento de Seguridad del Campus para avisarles del robo y para determinar los próximos pasos que debería tomar. Sin embargo, le enviaron el mismo correo electrónico que enviaron a todos los estudiantes el día 11 de febrero. Kearney dijo que se sentía inundada por el robo que ocurrió en el medio de sus exámenes de mitad del semestre, y se sintió insatisfecha con la respuesta que Occidental College la dió — el departamento de Seguridad del Campus fue su primera llamada, pero ella dijo que tuvo que buscar apoyo, recursos y información en medidas preventivas en otro lugar.

Según Tanksley, los ladrones suelen quitar los convertidores con amoladoras angulares y “sawzalls”, las cuales pueden hacer más daño al coche. Kearney dijo que recibió una factura de parte de su mecánico por $4,500 para reemplazar el convertidor y otros daños que ocurrieron durante el proceso de extraer el convertidor.

Kearney dijo que teme la posibilidad de que cuando su coche ha sido arreglado, otro robo vaya a tener resultados similares, y a lo mejor va a perder su coche por daños totales. Harrington aún dijo que teme que su coche temporario rentado va a tener su convertidor robado.

“Me sentí un poco insegura al estacionar mi coche rentado afuera”, dijo Harrington. “Sigue revisando el coche, no más para asegurarme de que todo ya estaba allí.”

Hay unas medidas preventivas que se pueden tomar para proteger los convertidores, incluyendo utilizar un aparato de seguridad al convertidor, hacer un grabado del número de identificación del coche o instalar una jaula u obstrucción que cubre el convertidor. Sin embargo, Tanksley dijo que puede ser difícil prevenir estos robos, especialmente cuando ocurren en la madrugada. Tanksley aconseja que los estudiantes tengan cuidado si ven a ladrones enfocándose en sus coches.

“Siempre manténganse alertas, tengan su celular listo, por si acaso necesiten ayuda”, dijo Tanksley.